Los jeggings son una combinación entre jeans y leggings. Se han quedado con lo mejor de cada prenda, esto es elasticidad y comodidad, y se adhieren como si fueran una segunda piel. Son muy favorecedores y una opción ideal para vestir cada día. Tienen la apariencia de los vaqueros y los encontrarás en muchos colores diferentes entre oscuros, claros y neutros. El objetivo es aportar confort y realzar la silueta. Son muy versátiles, aceptan infinidad de combinaciones y puedes encajarlos en estilos diferentes. Úsalos con total naturalidad con sandalias planas en verano, botas en invierno o zapatos de tacón durante todo el año, tal y como si se trataran de unos jeans skinny, y siempre estarás perfecta. En clave sport suma mocasines informales y una sudadera, y para ir a la oficina llévalos con zapatos lace up, camisa estampada y bolso tote.

El fenómeno versátil y funcional de los jeggings

Los jeggings parten de las ventajas de los vaqueros pitillo y de los leggings, de ahí que se hayan incorporado a los armarios femeninos como un básico más. Llegaron más tarde, pero han decidido quedarse durante un tiempo indeterminado. Están fabricados en algodón y lo mejor de todo es que pueden ser utilizados para crear looks informales de día o estilismos sofisticados de noche. Haz la prueba y cásalos con zapatillas deportivas básicas, camiseta oversize y gabardina larga de entretiempo, o bien incluye una blusa vaporosa, blazer y stilettos para salir a cenar un sábado por la noche. En Zalando, los jeggings han sido una de nuestras mejores apuestas, y por eso te mostramos una gran selección de colores para que los incluyas como parte de tu guardarropa habitual. Las mujeres más influyentes los pusieron de moda y ahora no podrás resistirte a sus atributos.

Te recomendamos