Ayuda y contactoENVÍOS Y DEVOLUCIONES GRATUITOS*Derecho de devolución de 100 días

Corbatas y pajaritas de hombre

Filtros populares
325 artículos mostrados

Las corbatas que resaltan tus estilismos

Desde su incorporación a la moda occidental en el siglo XVII, la corbata ha experimentado mutaciones de todo tipo. Antaño prenda utilizada principalmente en las ocasiones formales y en las reuniones de trabajo, hace tiempo que se ha incorporado a los estilismos cotidianos. Y, si bien han cambiado sus patrones, materiales y lazadas, lo que no ha desaparecido es su capacidad de dar a cualquier atuendo un aire distinguido y original.

Juega con las formas y los estilos. Prueba las corbatas con acabados metálicos para matizar la sobriedad de tu traje sastre gris y luce estampados multicolores para tus blazers más atrevidas. Conjunta una americana rosa pastel, una camisa blanca y una corbata de flamencos o flores para lograr un look fresco con el que no pasar desapercibido durante ese evento social en el que estás deseando participar.

Una moda cada vez más respetuosa y sostenible es una moda hecha para perdurar. En nuestro catálogo, encontrarás corbatas en materiales naturales y duraderos como la seda. Apuesta por tejidos ligeros y lavables como el poliéster, también en su versión reciclada que reduce la huella ambiental.

Construye tu estilo con pajaritas, corbatines y pañuelos

Un complemento en apariencia tan sencillo como una corbata puede revolucionar tu atuendo por completo. Las corbatas slim estilizan tu figura y proporcionan un toque retro a tus estilismos. Combina un modelo monocolor con una sobria camisa blanca y unos pantalones de raya diplomática para conseguir una apariencia informal, pero distinguida. Puedes incorporarla incluso en tu estética punk, con una camiseta sin mangas estampada y unos pantalones ceñidos en tejido de tartán.

Las corbatas anchas se adaptan a las ocasiones formales y son el accesorio perfecto para el clásico esmoquin oscuro. También son las preferidas de los amantes de los estilismos vintage que se inspiran en la década de los 70. Prueba a combinarla con una camisa floreada y una chaqueta de pelo sintético. Si buscas una alternativa a la corbata más clásica, los modelos Ascot más refinados se adecúan a las camisas con cuello abierto. Inspírate en el pasado más clásico conjugando un modelo satinado con una chaqueta de sport con bordado en la pechera y unos mocasines de terciopelo.

Sorprende a propios y extraños añadiendo una corbata a tu atuendo más colorista. Dale un barniz cosmopolita a tu combinación de camisa en tonos pastel, chaqueta de punto con bloques de color y pantalones amarillo banana con un corbatín paisley. ¿Prefieres una pajarita? Elige un modelo unicolor y conjúntala con un traje inspirado en el mundo del cómic.

Complementa tu complemento

Siempre hay espacio para añadir detalles que enriquezcan tu estilismo. Matiza tu corbata favorita con un pisacorbatas de metal plateado pulido o añade esplendor al nudo con un alfiler con cabeza de brillante. También puedes combinarla con un pañuelo de bolsillo que contraste con la tonalidad de la corbata, un clásico que luce elegante con cualquier blazer. Si prefieres tener a mano todas las posibilidades imaginables, los sets formados por corbata, pajarita y pañuelo te permiten adaptar tu atuendo fácilmente a cada tipo de situación laboral o de ocio.

En ocasiones resulta complicado seguirle el ritmo a la vida, pero tu atuendo no tiene por qué resentirse. Ten siempre un as en la manga por lo que pueda suceder. Los packs de corbatas son muy apreciados por aquellos que habitualmente hacen viajes de negocios, ya que son capaces de renovar, dentro de su sencillez, el tono de tu traje de trabajo. Difumina las fronteras entre tu faceta laboral y tu lado más ocioso combinando un diseño estampado de flores con un chaleco de punto. Para crear un look urbanita, también puedes optar por una corbata unicolor, un chaleco en v abotonado y tus vaqueros y zapatillas de lona favoritas.

Las corbatas también se cuelan en el armario de las mujeres. Una blusa de seda cruda con mangas abullonadas, unos pantalones fluidos y una corbata negra conforman un atuendo sofisticado que te hará destacar en cualquier circunstancia. Los motivos geométricos y los tejidos texturizados aportan mayor profundidad y enfatizan la presencia de la corbata en tu atuendo. ¿Qué tal si la pruebas con tus trajes y camisas unicolores? Y si te apetece romper con el monopolio de camisas y blusas, también puedes combinar una corbata con estampado arco iris con un vestido camisero y unos botines Oxford.