• Talla
  • Marca
  • Deporte
  • Precio
  • Color
  • Largo
  • Largo de manga
  • Estampado
  • Colección
  • Tipo de cuello
  • Material exterior
  • Novedades
121 artículos
|Ordenar:
Página 1 de 2

La aparición de los forros polares marcó un antes y un después en la moda de vestir invernal. De pesados y toscos abrigos hechos con pieles se pasó a este tejido de punto sintético aislante. Desarrollado y presentado como alternativa a las ppieles y a la lana, se convirtió velozmente en una referencia imprescindible y una de las chaquetas masculinas deportivas más demandadas. Lo que en origen se vinculó a gestas deportivas en la alta montaña y los polos, de manera inmediata se difundió socialmente y ofreció una alternativa cómoda para protegerse del frío. La suavidad, la ligereza y la transpiración que aporta lo convierten en un material verdaderamente práctico. Asímismo, años más tarde, con el desarrollo de las chaquetas softshell, está prenda ha ido perdiendo fuelle en cuanto a prenda para portegerte del frío y de las inclemencias del tiempo cuando haces deporte por su poca transpirabilidad y su nula impermebeabilidad.

Forros polares para protegerse bien del frío

Los forros polares masculinos son ideales para completar tu vestuario en los días que vas a esquiar pero el frío no es extremo. Su capacidad aislante se convierte en una barrera infranqueable para las corrientes y el frío exterior, de manera que podrás conservar tu calor interior sin sentirte presionado por una prenda pesada. La ligereza de los polares es absolutamente confortable y fácil de transportar. Apuesta por uno de éstos justo encima de una camiseta térmica y suma pantalones de esquí, calcetines gruesos y casco. Pero también puedes utilizar el forro polar en un outfit de calle junto con unos pantalones que abriguen junto a una camisa o una camiseta. Cálzate unas botas de montaña para prevenir posible caídas si hay hielo en la calle y disfruta de la calle también en invierno.

Te recomendamos