La ropa negra para niños ha dejado de ser una variedad excepcional asociada a la monotonía y el aburrimiento para convertirse en un auténtico fenómeno cada vez más demandado. La influencia de los gustos juveniles, que abrazan con pasión la rebeldía y la excepcionalidad que se asocia a este color, ha contagiado a nuestros peques y a sus padres hasta convertir el negro en un recurso solvente, habitual y distinguido, tanto para estilos casuales como más sofisticados. Respecto a este segundo caso, cabe decir que el negro siempre se ha asociado al lujo, la distinción y la elegancia. Una blusa negra, un little black dress, una americana o un pantalón de tela negro son prendas que sugieren carisma, notoriedad y buen gusto. Por otra parte, otro atributo interesante de este tono es que estiliza la figura, lo cual sería una ventaja a la hora de vestir a niños con un cierto sobrepeso y algún que otro complejo. En Zalando hemos reunido todo tipo de prendas creativas en este color: desde sudaderas a camisetas print, desde chaquetas a calcetines, desde ropa tejana a diseños minimalistas.

Ropa negra para niños, una apuesta segura

La ropa negra para niños permite apostar por el contraste o por la armonía en función de nuestros gustos. En el primer supuesto, podemos decantarnos por mezclarlo con tonos pastel (rosa palo, arena, celeste, lila o verde claro, por ejemplo), lo cual intensifica la percepción visual de los tonos a los que acompaña, produciendo un efecto muy dinámico. Asimismo, a los niños les gusta mucho usar el negro en combinación con estampados vivos, colores flúor y tonalidades muy intensas. Las posibilidades son inagotables. Como lo son también los recursos disponibles para crear presencias armónicas, mucho más sobrias y casi monocromáticas. Los verdes, marrones, azules y morados muy oscuros, así como la enorme variedad de grises medios e intensos que existen, son los mejores aliados para conseguir estos efectos.