Las fajas de mujer viven un nuevo boom gracias a que no pocas celebrities se han animado a revelar que es su secreto mejor guardado para lucir espléndidas en la alfombra roja. Sí, ese viejo conocido del armario femenino que usaban nuestras abuelas, ha renovado su imagen de la mano de nuevas firmas para pasar a asociarse al glamour de las estrellas. En realidad nunca pasaron de moda, pero mientras antes se llevaban en silencio y con cierto rubor, ahora se puede hasta presumir de ellas. Unos diseños más limpios con costuras invisibles han contribuido al milagro, así como nuevos tejidos que minimizan la transpiración y que permiten vestirlas incluso en verano. Hazte con una de nuestra fajas y póntela debajo de uno de tus vestidos para estar perfecta en esa celebración o esa fiesta a la que vas a asistir.

Fajas de mujer para reducir, modelar o aumentar

Una de los mitos que acompañan a las fajas de mujer es la falsa creencia de que sólo las necesitan quienes no están delgadas. Y si bien es cierto que muchas son reductoras y permiten llevar hasta una talla menos, muchas otras son moldeadoras, es decir, acentúan las curvas femeninas. Así mismo existen otras otras directamente aumentan los glúteos. En todos los casos, siempre ofrecen un aspecto más pulcro y estilizado al disimular rollitos e irregularidades, ya sea de cuerpo entero o de una parte concreta, ofreciendo así una dosis extra de confianza a quien las lleva. Como es el caso de las camisetas de compresión para hombre, las fajas femeninas pueden tener indicaciones terapéuticas, como solución post-quirúrgica y hasta para mejorar la postura, pero eso lo deberá decidir tu médico. Nuestro consejo es que no las uses a diario, pero sí cuando vayas ir ceñida.Son perfectas como acompañamiento con una falda lápiz, una blusa y unos stilettos para conformar el outfit clásico de oficina perfecto.

Te recomendamos