En ciudad o en nieve, las chaquetas de plumas de mujer triunfan. Y es que atrás quedaron los tiempos en que estas prendas se utilizaban únicamente por deportistas y aficionados a la montaña. En los últimos años, los diseñadores han abierto ampliado el catálogo de estas prendas hasta el punto de convertirlas en objetos de deseo en cuanto bajan las temperaturas. Han estrechado las cinturas, se han esmerado en los acabados del cuello y las mangas, han embellecido las capuchas añadiendo pelo o detalles metálicos en las cremalleras. La colección de plumíferos de mujer que en Zalando hemos reunido para ti dispone de modelos de distintas larguras, desde el corto estándar hasta el largo hasta los tobillos, y te ofrece además un sinfín de colores para que puedas conjuntarla con tus prendas diarias. Olvídate de asociar plumas con atuendo deportivo. El street style hace hoy imprescindible disponer de una de estas prendas en tu armario.

Chaquetas de plumas de mujer de tendencia

Las chaquetas de plumas de mujer son imprescindibles en invierno. Si te gusta la vida al aire libre y el deporte, te recomendamos que optes por uno de los modelos cortos y entallados para combinarlos con unos pantalones de nieve o de senderismo cómodamente. Elige unas buenas botas de nieve y olvídate del frío. No obstante, si lo que buscas es un plumífero para diario en tu ciudad, deléitate con las propuestas de los diseñadores. Nos encanta la opción de las chaquetas cortas con amplios cuellos para combinarlos con vestidos. Sobre todo, si son en color negro, gris, marrón irisado o verde oliva. Combínalos con una falda o vestido con leotardos y el contraste quedará muy femenino. Añádele unas botas con tacón en los meses de más frío y estarás elegante para cualquier acontecimiento que surja en el día a día.

Te recomendamos

Jerséis de punto para mujer

Cinturones casuales de mujer

Sudaderas de mujer

Pantalones chinos de mujer

Vestidos informales

La importancia de las plumas en la ropa

Desde hace siglos el plumón y la pluma representan una forma perfecta de conseguir calor, y entre los diferentes productos de este material, la chaqueta de plumas revolucionó el mercado de invierno hace ya unas cuantas décadas. El uso de plumón y plumas para las prendas de abrigo, ha resultado una de las mejores opciones en los últimos años, por tratarse de prendas muy ligeras y que proporcionan calor cuando las temperaturas comienzan a descender más allá de cero. Los deportes de invierno, así como los países situados más al norte, tienen mucha necesidad de aprovechar sus ventajas. El único inconveniente ha sido la mala relación con el agua. Sin embargo, los avances en la tecnología de los tejidos sintéticos han posibilitado la creación de una chaqueta de plumas en la que la lluvia no sea un problema.

Algunas nociones para acertar a la hora de elegir nuestro plumas

No siempre se tiene claro qué es lo importante a la hora de elegir una chaqueta de plumas. Hay dos factores que suelen ser importantes y son: la proporción entre pluma y plumón en el relleno y la capacidad de cuins o lo que es lo mismo, la capacidad de expansión de la pluma y de crear una buena cámara de aire. En esto hay que tener en cuenta que la pluma de ganso llega hasta los 900 cuins mientras que la de oca alcanza su máximo en los 700. La relación plumón con respecto a la pluma nos indicará la capacidad de crear calor, en donde cuanto más plumón lleve mejor podremos enfrentarnos a las bajas temperaturas. Aunque en donde se nota realmente la diferencia es en el acabado de la chaqueta de plumas, ya que de ellos depende que no se escape el calor y recupere su forma o podamos comprimir el abrigo más fácilmente.

Descubre todas sus ventajas a la hora de vestir plumas

Si quieres descubrir todas las posibilidades que tienes a tu alcance a la hora de buscar una chaqueta de plumas, merece la pena que eches un vistazo a Zalando. Verás que hay muchos modelos y estilos para elegir, dependiendo de la finalidad a la que destinemos esta prenda. No solo es buena para esquiar y hacer alpinismo o montaña, sino que en países de mucho frío, es una prenda imprescindible, ya que nos mantiene calentitos y son muy ligeras. Veremos que hay elegantes diseños que conviven con otros deportivos.Con ellos lograremos que nuestro abrigo pueda alcanzar los treinta años de vida. Estos abrigos son perfectos para combinar con todo tipo de prendas, desde pantalones para la nieve hasta pantalones vaqueros o incluso una falda. Conviene completar nuestra necesidad de calor con un bonito gorro de lana o unos guantes. Esta compra será una pequeña inversión que nos durará años y no pasará de moda.