Los calzoncillos slip viven un momento de bonanza gracias el goteo incesante de campañas publicitarias protagonizadas por estrellas del deporte y de la música, que han acabado por asociarlos de manera indisoluble a la idea del máximo atractivo masculino. Concretamente, vuelven con fuerza los elásticos con logotipo que encumbraron los primeros grandes anuncios de ropa interior masculina, allá por los 90, aquellos carteles que ocupaban fachadas enteras de los edificios de Nueva York. La logomanía regresa, sí, y la mejor forma de lucirla sin caer en la vulgaridad es reservándola para la tira del calzoncillo, que asomará por encima del pantalón en los momentos justos. Así las cosas, los slips son los reyes de los calzoncillos en lo que a tendencias se refiere, pero en Zalando sabemos que su éxito último estriba en lo que los hombres encuentran o no confortable.

Los calzoncillos slip como declaración de intenciones

Mientras muchos prefieren la sujeción de los calzoncillos slip, otros optan por la frescura de los bóxers, y hay quienes eligen uno u otro modelo según el momento. Esta última sería la opción más saludable según los expertos, que insisten en la importancia de mantener fresca la zona –ha de estar a una temperatura inferior al resto del cuerpo- al tiempo que coinciden en que los modelos ajustados, aunque más cálidos, son mejores para hacer deporte. En cuanto al material, el algodón sigue siendo una apuesta segura que permite a la piel transpirar a la vez que minimiza posibles reacciones cutáneas, mientras que también surgen nuevos tejidos con buenas soluciones térmicas. A la hora de elegir color, entran en juego cuestiones tan íntimas como la propia prenda… Desde llamativos estampados hasta el blanco nuclear, las opciones son casi ilimitadas, siendo la banda elástica superior la que adquiere más importancia. Ahí es donde el hombre se retrata: ¿discreto, deportivo, o siempre a la última?

No te pierdas